jueves, 12 de julio de 2012

Los milagros de la Virgen de las Nieves.


Cuenta la leyenda, que hubo hace tiempo un año infelíz. Con el calor de verano se encendieron los campos y se quemaron las cosechas. Entonces la Virgen hizo nevar en pleno agosto y el fuego se apagó.
La Virgen de las Nieves es ahora la patrona de La bóveda del Toro, un pueblo que está en la provincia de Zamora.

Erase una vez en este pueblo una niña llamada Lola Moreno. A Lola le gustaba pasar su tiempo libre pintando. Lola pintó muchos cuadros y un día su madre le pidió que pintara la Vigen de las Nieves. En la iglesia del pueblo tenían una capilla dedicada a esta Virgen. A esta capilla iría el cuadro una vez acabado. Lola empezó a pintar. Trabajaba el cuadro cada verano cuando iba al pueblo. Pero pronto se hizo mayor y entró en la Universidad. Ya no le daba tiempo pintar. El cuadro se quedó en el sobrado de la casa esperando.

Más o menos en estos años nació en plena Siberia una chica llamada Arina. Desde muy pequeña le gustaba pintar. Y también le gustaba mucho otra cosa: la nieve. Hace un par de años la chica vino a España para hacerse artista.

El 5 de julio de 2012, cuando quedaba un mes hasta las fiestas del pueblo, Lola decidió venir a Salamanca para buscar a una persona que le ayudara a acabar el cuadro. Pasó por la plaza de la Catedral y encontró allí a una chica dibujando retratos. Resultó que la chica estudiaba Bellas Artes, que tenía ganas de visitar algún pueblo de Castilla y que encima era rusa. Y le gustaba mucho la nieve.

Se fueron las dos a La bóveda del Toro y juntas acabaron el cuadro de La Virgen de las Nieves.
Lola ha vuelto a pintar, cosa que no había hecho en muchos años. Arina ha colaborado en la creación de un cuadro de verdad, que irá a una iglesia de verdad. Cosa que no había hecho en la vida.

Han pasado muchos años desde que Lola empezó el cuadro. La capilla ya está ocupada por otra imagen. Pero la familia de Lola no se desespera, irán a pedir al cura que bendiga el cuadro y que le busque un sitio en la iglesia. También hay otro problema: se han hecho reformas en la casa y no se sabe cómo sacar el cuadro del edificio.
Pero todas estas cosas se solucionarán.

Seguro que en la historia de este cuadro habrá más curiosidades, más maravillas, más milagros.

Ya lo veremos más adelante.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada